ENTRE EL DESARROLLO Y EL BIENESTAR MEMORIAS DE UN LUGAR TEJIDO EN EL MAR

ENTRE EL DESARROLLO Y EL BIENESTAR MEMORIAS DE UN LUGAR TEJIDO EN EL MAR

CASTILLO NAVIA, BLANCA CECILIA

$ 40.000
IVA incluido
Editorial:
Universidad del Cauca
ISBN:
978-958-732-173-9

Disponibilidad:

  • Sede TeusaquilloNo disponible
  • Sede TabioNo disponible
  • Sede MacarenaNo disponible
$ 40.000
IVA incluido
Añadir a favoritos

Existen escritos que nos hablan del Pacífico, de sus riquezas ambientales, megadiversidad y de las posibilidades futuras que puede ofrecer como polo de desarrollo o activador del transporte económico mundial. Sin embargo, del territorio de vida de las comunidades negras, para quienes la pesca artesanal es su vida y la manera tangible alcanzar el bienestar, es muy poco lo que se dice. El presente texto centra su interés en los pescadores artesanales para quienes el mar es su territorio y la razón de su existencia. Lugar hídrico, casi infinito, que no entiende ni de fronteras ni de acuerdos políticos y que contribuye a instaurar y representar el mundo de la vida de los pescadores marinos negros que aun hoy, entre políticas de la diferencia, la alteridad y la equidad, afrontan el reto de esquivar el avance cada vez más agigantado de un fenómeno prestado y extraño denominado desarrollo capitalista, aferrándose a la visión propia de un progreso comunitario a un bienestar posible.

La memoria y las reflexiones contundentes y certeras de Teodoro, Jacob, Hanner, Gabino, Mariana, Marleny, Daniel y muchos más, son las que hilan una historia de vida tejida en el mar entre faenas de pesca, saberes, resistencias y marginalidad, formas distintas de ver el mundo y entrever la realidad.

La convivencia de años de permanencia en la zona, el intercambio de ideas, las charlas informales y las horas de reflexión y observación, son los insumos que dan origen a una historia que florece en la resistencia, buscando escenificar la consolidación de un mundo posible. La autora se suma a la puesta en escena de esta historia de vida y se siente afortunada de haber contribuido en hilarla, porque está convencida de que para los renacientes y herederos de las playas del Pacífico, estas líneas consolidan una mirada interna del territorio y la posibilidad de liderar nuevas transformaciones en la reapropiación de su espacio de vida.